Google pagó decenas de millones para conseguir triples A en Stadia

Traicionó a sus principios de empezar poco a poco y quiso meterse en el negocio a lo grande a base de mucho marketing, mucho ruido, pero pocas nueces. El servicio cada vez está más cuestionado y la gente no lo ve como algo fiable, no son pocos los que consideran que cualquier día cierra del todo perdiendo su cuenta y juegos pagados.

Podemos hacernos una idea del dinero que se dejan otras compañías para meter juegos de este calibre es sus servicios online.